premonedas africanas

Anteriormente a  la colonización por los europeos, los pagos en África no habían sido nunca efectuados por medio de monedas.
El pago comercial  se hacía por intercambio o trueque de productos considerados preciosos, escasos, útiles o deseables.
Cualquier tipo de bien se prestaba al cambio:, textiles, fundamentalmente algodón, perlas (cuentas y abalorios) , cauris, ganado, grano, sal, nueces de kola y por encima  de  todo metales.
Estos metales eran cambiados de diferentes formas. En los países de África occidental se utilizaba oro, en  polvo, o como pequeñas joyas.
El hierro, era el metal utilizado por todos, y  uno de los más solicitados.
Su versatilidad para fabricar armas y herramientas para a la agricultura y objetos para el uso cotidiano lo hacían superior a todos los demás. Fue así como el hierro se convirtió rápidamente en la unidad de medida de referencia, con la cual todos los demás géneros eran tasados.
 De tal manera que un cierto volumen de mercancía, de cualquier tipo, era igualada en valor a una barra de hierro. Los comerciantes la adoptaron a su lenguaje y hablaban de una barra de tal, o cual mercancía.
Veinte hojas de tabaco por ejemplo eran una barra de tabaco.
En Sierra Leona, las barras de hierro se conocían bajo el nombre de Barriferri y se utilizaban para el comercio de esclavos.  Al final del S. XVIII un esclavo tenía un valor de unas 150 barras de hierro.
En otras áreas, el hierro se comercializaba como moneda en sus distintas formas.  En el Zaire,  se comercializaban como azadas.
A lo largo del río Ubangi, las campanas de hierro se utilizaban como forma de moneda.  
Entre los Gouro de Costa de Marfil, largas barras de hierro  con terminaciones en forma de alas llamadas Sompe, eran utilizadas para el comercio y para efectuar pagos de bienes y servicios.
En el Zaire los Dengese, los Sungo-Meno y los Kela  realizaban unas hojas de metal que daban  prestigio social al que las poseía. Estas hojas se convirtieron gradualmente en una forma de moneda que se utilizaba en el comercio.
Los Fang de Gabón utilizaban los bitchies, barritas de hierro atadas con cuerda vegetal que servían como calderilla.
Entre los Kwele del congo el perfil se complica, curvas perfectas terminan en ángulos agudos para construir un conjunto formal admirable.
También han sido utilizadas aleaciones de cobre, durante mucho tiempo como monedas con distintas formas como las cruces de San Andrés, pulseras y distintos tipos de brazaletes.
Hoy en día, la mayoría de estos objetos que se utilizaban como moneda en el pasado, se recogen como extraordinarias formas de arte.

Compartir esta publicacion